Monthly Archives: febrero 2020

Vehículos Mercedes Benz automáticos

Published by:

Mercedes Benz automático

A la hora de elegir un coche es necesario conocer sus características, entre ellas su sistema de caja de velocidad, capacidad del motor y otras. Por muchos años, las personas han preferido el modelo  Mercedes Benz automático por la comodidad que ofrece al conducirlo.

¿Cómo se constituye una caja de velocidad automática?

Se constituye por un sistema de transmisión que tiene la capacidad de seleccionar el tipo de marcha que se requiere para que el coche pueda andar. El conductor, no interviene en este proceso y por ello se denomina velocidad automática.

El resultado de este tipo de mecanismo es que con solo pisar un pedal se pueden accionar los elementos mecánicos y tecnológicos que componen la caja de velocidades, para echar andar el coche. Aporta comodidad al conductor y permite que se concentre únicamente en el camino.

Dentro de los tipos de elementos que componen este sistema se encuentran: el convertidor hidráulico, que se ajusta de manera automática a la necesidad de la transmisión; bien sea ir despacio o aplicar la sobre marcha.

Por otra parte, se encuentra un mecanismo de mando que se relaciona con el tren epicicloidal, que es el que se encarga de establecer las relaciones de los cambios de velocidades. El sistema puede ser hidráulico, electrónico o ambos.

Ventajas de conducir un Mercedes Benz automático

Son muchas las ventajas de conducir un coche automático, y si es un Mercedes Benz, mucho mejor. Entre ellas se encuentran

Seguridad en el camino

Tener que llevar la sincronización de un pedal de embrague, más el tiempo correcto de poner los cambios con la palanca de velocidades en un coche con sistema sincrónico, puede representar un gran problema. Distrae la atención del conductor y desmejora su capacidad de maniobrabilidad.

No quiere decir con ello que sea imposible, pero con un vehículo automático no se tiene esta distracción. Esto garantiza que toda la atención estará puesta en el camino, y, en consecuencia, aporta seguridad en las maniobras regulares de conducción.

Comodidad

Esta es, si se quiere, una de las razones principales por las que las personas suelen elegir un coche automático; sobre todo, si se reside en un lugar con mucho tráfico. Evita el agotamiento y las molestias musculares como consecuencia de pasar horas empujando el embrague para hacer los cambios.

Mercedes Benz
Mercedes Benz

Seguridad mecánica

Por último, pero no menos importante, se encuentra la seguridad mecánica. Los expertos avalan que los motores y sus componentes conservan mejor su funcionamiento cuando el sistema de velocidades es automático.

Y seguro que cabe la duda de ¿por qué sucede esto? Pues por el afinado sistema de funcionamiento del embrague en las marchas. Este hace que los momentos de los cambios sean sincronizados y no de manera aleatoria y descoordinada.